Gran Padre Tequila

Proceso

En Tequila Gran Padre buscamos darte un producto que muestre los mejores sabores que México tiene para ofrecer, resaltando nuestro proceso es artesanal, para darle especial atención a cada una de sus etapas de elaboración, desde el cuidado de la tierra, se prepara de manera natural para la siembra de los hijuelos, estos a su vez son una planta que requiere de condiciones naturales que solo se dan en cierto estados de México como Jalisco.

Cuando el agave maduro llega a la destilería, se prepara el horno de mampostería, en el cual pasará 36 horas cociéndose lentamente para mantener al agave jugoso y obtener sus notas caramelo.

Una vez que el agave esta cocido, pasa al molino y a la prensa, en donde  es desagarrado y se agrega agua para extraer todos los jugos que van directo a los tanques de fermentación, en donde pasaran al menos 4 días fermentándose de manera natural. Este proceso puede alargarse dependiendo del clima, pero consideramos que un proceso natural, sin ayuda de químicos, es mejor para ofrecer un producto de mayor calidad.

Cuando el mosto ya está listo, pasamos a la torre de destilación, en la cual podemos regular con más exactitud el nivel de alcoholes superiores y nos da como resultado un tequila más suave.

Al terminar la destilación, el producto puede pasar por 2 procesos diferentes, puede pasar directamente al envasado donde se filtra para evitar que cualquier resto solido del agave siga presente  y obtenemos el Tequila Blanco o se pasa al añejamiento en barricas de roble blanco en donde pueden pasar de 4 a 12 meses dependiendo de si será un Tequila Reposado o un Tequila Añejo.

Buscamos que cada una de las etapas del proceso sea supervisada de manera continua para brindar un producto único, de sabor exquisito y máxima calidad.

Creemos que en el cuidado de los detalles es donde está la diferencia.

¡Salud!

es_MXEspañol de México